Skip to toolbar
css.php

Los latinos ricos mejoraron sus ingresos pero los más pobres no

 El más reciente informe publicado por el CLACLS-Latino Data Project llamado “The Concentration of Household Income in the United States by Race/Ethnicity 1967 – 2018” (La concentración de los ingresos por hogares en los Estados Unidos de acuerdo a la raza/etnia de 1967 a 2018) muestra como entre 1967 y 2018 la inequidad en los Estados Unidos se ha hecho cada vez más marcada. Por ejemplo, los más ricos percibieron un crecimiento que va desde 93 por ciento a 111 por ciento mientras que entre los más pobres fue de 0 por ciento a 23 por ciento.

Esta tendencia puede verse como una representación de cómo funciona la inequidad en donde los que están en el tope de ingresos son los que ven los mayores crecimientos. Claramente y sin importar la raza o grupo étnico, entre los más ricos, los tres grupos (hispanos, blancos no hispanos y afroamericanos no hispanos) percibieron los mayores crecimientos en el periodo de 1967 a 2018.

Según un informe de Inequality.org, organización que ha estudiado la desigualdad durante casi dos décadas, “el 10 por ciento superior de Estados Unidos ahora promedia más de nueve veces más ingresos que el 90 por ciento inferior”. Además, los estadounidenses en el 1 por ciento superior de la cima de ingresos “tienen un promedio de 39 veces más ingresos que el 90 por ciento de los más pobres”.

En términos generales la desigualdad de los ingresos afecta de dos formas. Según Sebastián Villamizar-Santamaría, director de investigación cuantitativa del CLACLS, “primero, hace que a unas personas les paguen menos que a otras por el mismo tipo de trabajo”. Segundo, hace que “unas personas no obtengan ciertos trabajos”.

Need help with the Commons? Visit our
help page
Send us a message